Rollitos de Baklava

Estos dulces son  una receta muy antigua. Se cuenta que surgió sobre el siglo VIII a.C., cuando los asirios colocaban nueces trituradas en medio de capas de pan, las cubrían con miel y posteriormente las horneaban.

Sin embargo, cuando la receta fue descubierta por los griegos y le aportaron su mágica esencia culinaria, la transformaron en la versión que hoy conocemos, empleando la masa de filo (phyllo), con una técnica especial que les permite lograr hojas muy finas que pueden enrollarse fácilmente. Posteriormente, la receta se fue extendiendo y perfeccionando y era considerada una opción propia de las clases acomodadas, llegando hasta nuestros días en diversas versiones, todas deliciosas.

Se caracteriza por ser un postre extremadamente dulce (por eso es ideal para acompañarlo con un amargo café) y especiado por la adición de algunos condimentos propios de la cultura original. Se prepara haciendo pequeños rollos que asemejan a los cigarros por lo que se conoce como cigarrillos de Baklava.

Ingredientes:

1 paquete de masa  filo, 2 tazas de nueces, 1 taza de mantequilla derretida, 1/2 cucharadita de clavos de olor molidos, 1 cucharadita de canela molida, 3 cucharadas de azúcar. Para el sirope: 1 taza de agua, 1 y 1/2 taza de azúcar, 1/4 taza de miel, 2 cucharadas de jugo de limón

Preparación:

Preparamos el sirope: Mezcla todos los ingredientes (excepto el jugo de limón) en un cazo y lleva a ebullición. Deja en el fuego  unos 10 minutos más,  adiciona el jugo de limón y déjalo  en el fuego moderado  otros 10 minutos. Deja enfriar.

En la picadora,  mezcla los ingredientes para el relleno de nueces y tritúralos finamente. Corta cada lámina de filo en 4 partes iguales. Toma dos de esas láminas y píntalas  suavemente con la mantequilla derretida. Coloca una sobre otra. Distribuye una pequeña porción del relleno formando una línea fina a todo lo ancho de la lámina que queda hacia nosotros. Suavemente enrolla en forma de cigarro doblando los extremos hacia adentro y retirando cualquier porción del relleno que sobresalga. Repite esta operación con el resto de las láminas y el relleno.

Rollitos de Baklava

Reparte sobre una bandeja plana para horno ligeramente engrasada, un cigarro al lado de otro, y con una brocha cubre cada uno con una fina capa de mantequilla derretida. Hornea entre 20 y 30 minutos en el horno precalentado a 160 grados centígrados. Estando aun los cigarrillos calientes, vierte sobre ellos el sirope ya frio y deja que sea totalmente absorbido por los pasteles.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en hoy cocinamos juntos, Postres y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s