Callos con garbanzos

La receta de hoy es un plato de la cocina tradicional española, en casi todas las provincias se prepara este plato con sus características regionales, callos a la gallega, a la madrileña, los extremeños, a la andaluza… no sabría decir que receta es mejor, siempre están buenísimos.

Es un plato contundente y muy reconfortante para esos días en que el frío hace acto de presencia y apetece comer algo más fuerte que una sopa o una ensalada. Yo lo preparo como plato único ya que con las calorías que tiene no se necesita nada más.

Ingredientes:

350 gr de garbanzos, 1/2 kilo de callos en  trozos, 1 manita de cerdo, 100 gr de chorizo, 100 gr de jamón serrano, 2 lonchas de panceta, 1 cebolla, 2 dientes de ajo, 1 pizca de cominos, 2 hojas de laurel, 2 cucharadas de salsa de tomate o la pulpa de 2 tomates rallados, 1 cucharadita de pimentón (mezcla dulce y picante), aceite de oliva y sal

Preparación:

Poner a remojo los garbanzos  en agua la noche anterior. Lavar muy bien los callos varias veces y frotarlos con un cepillo hasta que queden muy limpios. Los puedes poner en remojo con agua, limón y vinagre. (yo los compro en una casquería que están muy limpios y hace falta remojar).

Callos con garbanzos

Trocear la panceta en tiras, el jamón muy picado y el chorizo en tacos o rodaja. Pelar y cortar fina la cebolla y los dientes de ajo. Rallar los tomates si son naturales.

En la olla rápida poner agua con sal y llevar a ebullición. Cuando arranque el hervor introducir los callos y 2 hojas de laurel. Cerrar la olla y cuando suba la presión bajar el fuego y cocer los callos durante 15 minutos. Una vez cocidos sacar de la olla. Reservar el agua de cocer los callos. Cocemos los garbanzos,  en la olla rápida ponemos 3 cucharadas de aceite de oliva y doramos la panceta y el chorizo. Retirar y reservar.

En el mismo aceite sofreír la cebolla, los ajos y el tomate hasta que la cebolla esté transparente. Añadir el pimentón retirando la olla del fuego para que no se queme. Agregar agua y cuando rompa el hervor incorporar los garbanzos, el chorizo, la panceta, el jamón, la manita de cerdo entera y los callos reservados. Añadir los cominos majados en el mortero, el laurel y la sal.

Cerrar la olla y cuando suba la presión bajar el fuego y cocer durante 20 minutos. Cuando haya bajado la presión abrir la olla. Sacar la manita de cerdo. Rectificar de sal si hace falta y pasar a una cazuela de barro o similar. Servir bien caliente.

Este guiso queda mejor de un día para otro para que se ligue el caldo y espese.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en hoy cocinamos juntos, Platos Únicos y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s